ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 40€ · MUESTRAS GRATIS CON CADA PEDIDO


CERTIFICACIONES

Cuando compras un cosmético natural en una tienda o a través de internet es posible que te encuentres con diversas certificaciones y sellos en los productos, como por ejemplo ECOCERT, BDIH, The Soil Association, etc.

Sellos Certificados

¿POR QUÉ SE NECESITA UNA CERTIFICACIÓN?

Todavía no existe una legislación europea (ni tampoco en muchos del resto de países del mundo) que defina qué son los cosméticos naturales. Es por eso que muchas veces nos encontramos con productos que dicen ser naturales pero contienen conservantes y perfumes sintéticos, aceites minerales y otro tipo de ingredientes prohibidos en la cosmética natural.

Las certificaciones se han desarrollado para facilitar el proceso de decisión del cliente potencial. Actualmente existen más de 8 mil ingredientes que se utilizan en la elaboración de cosméticos. Una parte de ellos es de origen natural (aceites y extractos de plantas, aceites esenciales) y otra gran parte son derivados químicos sintéticos. Estos ingredientes sintéticos muchas veces son dañinos para el cuerpo humano, y si los aplicamos durante un largo periodo de tiempo, podrían dañar nuestro sistema inmunitario, causando alergias a tí y a tus futuros hijos, además de acelerar la creación de células cancerígenas.  Nadie tiene la capacidad de recordar los efectos de todos y cada uno de los posibles ingredientes que compone un cosmético, por tanto, los certificados cobran sentido para poder diferenciar productos naturales y sintéticos.

 

¿POR QUÉ EXISTEN VARIOS ESTÁNDARES?

Los estándares de certificación cosmética es un conjunto de regulaciones que establecen qué ingredientes los fabricantes pueden añadir al productos y qué criterios han de cumplir en el proceso de fabricación y empaquetado. Históricamente, lo estándares cosméticos y autoridades de certificación se formaron por asociaciones de fabricantes o bien a través de organizaciones independientes. En la actualidad, con muchos de estos productos viajando lejos de las fronteras de los fabricantes, existen una serie de estándares que pueden confundir al comprador. Los estándares europeos son:

  • ECOCERT (Francia)
  • BDIH (Alemania)
  • The Soil Association (Inglaterra)
  • ICEA (Italia)
  • Cosmebio (Francia)
  • NaTrue (Alemania / Bélgica)

UN NUEVO MARCO COMÚN: COSMOS

En 2010, con el objetivo de orientar mejor al consumidor con respecto a las diferentes certificaciones, las diferentes organizaciones decidieron unirse y crear una certificación estándar de cosmética natural dentro de un marco común Europeo: COSMOS. Pronto los consumidores podrán ver una referencia a COSMOS bajo cada una de las certificaciones. La única organización que ha rechazado unirse a COSMOS ha sido la asociación alemana NaTrue, que ha creado su propio estándar.

En general, los requerimientos más significativos de todas las organizaciones de certificación son similares: no se permite el uso de ingredientes de origen animal, no se permite el uso perfumes sintéticos, conservantes u otros ingredientes sintéticos y no se permite el uso de ingredientes modificados genéticamente.

ECOCERT fue constituida en 1991 por agricultores ecológicos franceses y en 20 años se ha convertido en la institución independiente más grande del mundo, operando en 80 países. ECOCERT no está directamente vinculada con ningún fabricante de cosméticos y puede ser considerada totalmente imparcial.

Tienen dos niveles de estándares cosméticos: (1) Cosmética Ecológica y (2) Cosmética Natural.

(1) Cosmética Ecológica: Un porcentaje mínimo del 95% de los ingredientes vegetales de la fórmula debe proceder la agricultura ecológica y un porcentaje mínimo del 10% de todos los ingredientes debe proceder de la agricultura ecológica.

(2) Cosmética Natural: Un porcentaje mínimo del 50% de los ingredientes vegetales de la fórmula debe proceder la agricultura ecológica y un porcentaje mínimo del 5% de todos los ingredientes debe proceder de la agricultura ecológica.



COSMEBIO es una marca de certificación muy popular en Francia que utiliza ECOCERT como base para conceder la certificación al producto.

BDIH es la Asociación de Industrias Alemanas (de productos farmacéuticos, sanitarios, alimenticios y de higiene personal) establecida en 1996. Esta asociación se opone claramente a la utilización de ingredientes provenientes de plantas o animales manipulados genéticamente, únicamente apoya el cultivo biológico.

Certifica cosméticos naturales pero no orgánicos. El certificado BDIH exige que los ingredientes de origen vegetal sean ecológicos, aunque admite excepciones siguiendo criterios de disponibilidad y calidad; los ingredientes de origen animal no están permitidos si se trata de vertebrados. Los productos que cumplen estos requisitos son certificados como “Producto cosmético natural controlado” y están evaluados por Ecocontrol, un laboratorio independiente.

SOIL ASSOCIATION, es el principal organismo de certificación de productos ecológicos en Inglaterra, empezó a certificar productos cosméticos en el 2002.

Es una asociación no gubernamental que controla y promociona la agricultura orgánica y sostenible. Sus criterios también se aplican en la industria cosmética e incluyen requerimientos sobre el contenido de ingredientes orgánicos y sintéticos, y el impacto medioambiental de la fabricación, entre otros aspectos. Solamente certifica productos orgánicos. Su objetivo es certificar productos cosméticos que incluyan el máximo de ingredientes ecológicos, que hayan sido procesados mínimamente y que dispongan de un etiquetado claro.

NATRUE es una asociación internacional de productores de cosméticos naturales y ecológicos que pretende salvaguardar el alto nivel de los estándares de la cosmética natural y sus ingredientes. Con esta finalidad, esta organización sin ánimo de lucro creó en 2008 sus certificaciones de cosmética natural, cosmética natural con ingredientes ecológicos y cosmética ecológica.

La organización otorga tres sellos, cada uno de los cuales certifica:

(1) NaTrue 1 estrella (Cosmética Natural): los criterios de certificación estipulan qué ingredientes están permitidos y cómo pueden procesarse.

(2) NaTrue 2 estrellas (Cosmética natural con ingredientes ecológicos): al menos el 70% de los ingredientes provienen de la producción ecológica controlada según los criterios de la CE.

(3) NaTrue 3 estrellas (Cosmética ecológica): al menos el 95% de los ingredientes deben provenir de la producción ecológica controlada. La obtención de esta categoría constituye todo un reto para los productores.

Busca en nuestra tienda